Los análisis clínicos… ¿estudios que pueden salvar mi vida?

Seguramente más de una vez hemos tenido que hacernos algún tipo de análisis clínico. Para los que tenemos miedo a las agujas o nos mareamos al ver sangre, cada ocasión en la que nos han realizado un análisis de sangre, por ejemplo, ha sido una experiencia inolvidable. Quizá para otros sea un evento menos significativo, pero la mayoría, en alguna ocasión, ha tenido que entrar a un laboratorio para realizarse alguno de los múltiples tipos de análisis clínicos que hay.

Sin embargo, ¿sabemos verdaderamente qué son y cómo impactan en la generación de un diagnóstico adecuado? En Verken Lab queremos contarles más sobre este tema que se presenta continuamente en nuestra vida cotidiana.

En palabras sencillas…

Los análisis clínicos son mediciones u observaciones que se hacen de diferentes productos del metabolismo o partes del cuerpo que sirven para identificar patologías. Lo que, en palabras sencillas, significa que son la forma que tenemos para evaluar cómo está funcionando nuestro organismo.

Por medio de ellos somos capaces de medir concentraciones de las sustancias que están continuamente operando en él. Estas sustancias presentan valores estándar que implican un funcionamiento adecuado, por lo que, en caso de dar un número diferente, se puede sospechar o confirmar la presencia de alguna enfermedad.

¿Qué tipos hay?

Los análisis clínicos que seguramente conoces son la química sanguínea, la biometría hemática y el examen general de orina. No es de extrañar, pues son los más solicitados por permitir una evaluación general del metabolismo.

Sin embargo, hay una variedad amplia de análisis que podemos organizar en dos grandes grupos:

1) Evaluativos. Estos realizan mediciones que permiten saber si las sustancias del organismo estén dentro de los límites correctos. Los límites varían de acuerdo a edad y perfil del paciente, sin embargo, hay parámetros establecidos por empresas, universidades y organizaciones que a lo largo de la historia se han dedicado al estudio de muestras de población para obtener un rango saludable.

2) Detección de patógenos. Son pruebas que permiten saber si hay un agente dañino en el cuerpo que esté alterando el organismo. Uno de los más utilizados este último año es la prueba de COVID.

¿Qué necesito para un análisis clínico?

La mayor parte de los análisis implican la toma de una muestra, es decir una pequeña fracción de tejido a estudiar, que debe ser suficiente para estudiarla correctamente.

¿Hay algún riesgo?

El mayor problema al que se enfrentan las personas que requieren análisis clínico es el de un pequeño moretón o desmayos breves, estos últimos ocasionados por el nerviosismo alrededor de los estudios.

Así que, los riesgos son mínimos si el laboratorio al que acudes cumple con las medidas de higiene necesarias y utilizan material estéril desechable.

¿Cómo debo presentarme a un análisis clínico?

Cada estudio tiene sus requerimientos específicos, por lo que te recomendamos preguntar a tu médico o directamente en Verken Lab lo necesario para tu estudio. Esto es importante porque de ello depende la veracidad de los resultados.

Si cumples con los criterios de preparación, es muy probable que, sin importar edad, sexo, o perfil de salud, puedas realizarte el análisis clínico que te ha indicado tu médico.

Por: Verken Lab

 

El ultrasonido diagnóstico: un estudio no invasivo para tu cuerpo

La primera vez que escuchamos el término Ultrasonido – más aún si nuestro médico nos está pidiendo realizarnos este estudio – la palabra puede resultar extraña e incluso, aterradora. Pero si ya hemos pasado por esa experiencia seguramente sabemos que no hay por qué temer. El ultrasonido es uno de los estudios más sencillos de realizar y en los que el paciente tiene menos incomodidad.

Para conocer más sobre este procedimiento, en Verken Lab apuntamos las claves para comprenderlo, saber cómo prepararnos en caso de necesitar uno y si hay algún riesgo a tomar en cuenta.

¿Qué es?

Lo primero que debemos reconocer es que el ultrasonido es un método eficaz que ayuda a detectar y prevenir enfermedades. Por medio de transductores que emiten ondas sonoras, se pueden obtener códigos que forman la imagen de nuestro cuerpo que posteriormente interpretará el médico.

Es importante saber que
  • No utiliza radiación
  • No se administran medicamentos
  • No hay compresión de alguna zona del cuerpo
  • Es indoloro  

En general, es un procedimiento seguro que le permite ser utilizado con distintos fines, desde la guía para procedimientos invasivos como la toma de biopsias; como complemento para la infiltración de articulaciones y guías terapéuticas; y como método de screening.

¿Cuántos tipos hay?

Los ultrasonidos se dividen en dos tipos: los superficiales y los endocavitarios.

Los superficiales no tienen ninguna restricción para su aplicación, pueden realizase incluso sin orden médica. Los endocavitarios, por otra parte, requieren de dicha orden y suelen ser para personas mayores de edad.

¿Quién es candidato para un ultrasonido?

Al no utilizar radiación puede ser empleado en pacientes de cualquier edad, incluso, para bebés.

Y, al igual que las demás personas, las mujeres embarazadas no corren ningún riesgo al realizárselo.

¿De qué puedo hacerme un ultrasonido?

Al igual que con la edad, la gama de las partes del cuerpo de las que se puede hacer un ultrasonido es amplia. Algunos de los más comunes son articular, de hombre, rodilla, tobillo, abdomen, pélvico, renal, mama, tiroides e hígado.

Gracias a esta diversidad, es posible que ubique problemas tanto de túnel carpiano como de apendicitis, así como quistes, miomas, cálculos renales, trombos, entre otros.

¿Cuánto tiempo requiere y cómo debo prepararme?

El tiempo de un ultrasonido varía dependiendo el área del cuerpo en la que se enfoque. Sin embargo, la mayoría no supera los 20 minutos. Sólo el ultrasonido doppler (encargado de valorar arterias y venas) tiene una duración mayor, de aproximadamente 40 minutos.

En ocasiones los ultrasonidos requieren de ayuno o de llenar la vejiga, te recomendamos que preguntes en Verken Lab o a tu médico por estas indicaciones.

¿Cualquier médico puede realizar el ultrasonido?

No, los médicos encargados del estudio requieren ser especialistas en este tipo de procedimientos, pues si bien el ultrasonido es sencillo de realizar, la imagen que arrojan requieren un ojo experto para ser interpretada.

En Verken Lab utilizamos un equipo de alta gama que facilita la eficacia de los ultrasonidos, sin embargo, sabemos que lo más importante es que contamos con medicos subespecialistas en diferentes campos de imagenología que nos permite hacer estudios y evaluaciones detalladas con alta especificidad.

Por: Verken Lab

 

Tendititis Calcificante del Supraespinoso

Es más frecuente entre la cuarta y la sexta década, afecta con mayor frecuencia a las mujeres y a los trabajadores manuales.

La enfermedad se caracteriza por el depósito de cristales de fosfato de calcio (hidroxiapatita de calcio) en los tejidos blandos periarticulares, especialmente en los tendones, pueden ser de diferentes tamaños y formas e involucrar tendones para-articulares, bursas y cápsulas. La enfermedad puede ser mono o poli articular.

No se ha descrito la etiología exacta; sin embargo, se cree que comenzará a acumularse en los tendones dañados (secundarios a un trauma) a través de la metaplasia fibrocartilaginosa

Con mayor frecuencia involucra la articulación del hombro, donde se produce el depósito de cristales en el tendón supraespinoso, pero la enfermedad también puede afectar a otros tendones del cuerpo, como el tendón del glúteo medio, o a lo largo del fémur, así como en varios sitios de fijación tendinosa (por ejemplo, codo, muñeca, mano, rodilla, tobillo, pie y columna vertebral).

Las imágenes obtenidas por RM pueden mostrar un área focal con señal de baja intensidad en secuencias potenciadas en T1 como en T2. Puede haber edema en la médula ósea o de las partes blandas asociado.

Paciente masculino con 30 años de edad que se presentan al servicio de resonancia magnética con dolor y limitación del hombro a la rotación y abducción del mismo. Paciente con antecedentes de traumatismo.

Diplomado en Resonancia Magnética de Cuerpo Completo para Técnicos Radiólogos.

AVALADO POR LA BENÉMERITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA

 

El Técnico Radiólogo especializado en Resonancia Magnética tiene un valor agregado en el mercado actual, ya que el campo laboral es cada vez más exigente en la preparación del profesionista. Sin embargo no existe un curso o programa educativo en las universidades que cumpla con los requisitos de la especialidad.

Por lo anterior, el diplomado en resonancia magnética de cuerpo completo brinda las herramientas necesarias para realizar protocolos adecuados al diagnóstico, para saber manipular los factores y así obtener imágenes de óptima calidad, entre otros.

Titulo / Diploma que se otorga: DIPLOMADO EN RESONANCIA MAGNÉTICA  DE CUERPO COMPLETO PARA TÉCNICOS RADIÓLOGOS.

Duración: 1 AÑO.

C O N T E N I D O

FUNDAMENTOS DE LA RESONANCIA MAGNÉTICA:
  • Módulo 1. Fundamentos de la Resonancia Magnética.
  • Módulo 2. Contraste Tisular.
  • Módulo 3. Parámetros técnicos de la obtención de imagen.
  • Módulo 4. Formación de la imagen.
  • Módulo 5. Secuencias aplicadas.
  • Módulo 6. Artefactos en Resonancia Magnética.
  • Módulo 7. Manejo de sistema y seguridad en Resonancia Magnética.
NEURO RESONANCIA MAGNÉTICA.
  • Módulo 1. Anatomía radiológica seccional por Resonancia Magnética.
  • Módulo 2. Resonancia Magnética del Sistema Nervioso Central, Periférico y Cuello.
  • Módulo 3. Preparación y cuidados del paciente, contraindicaciones del estudio, durante la     gestación, preparación de la sala e instalaciones de RM, preparación para el estudio de RM, realización del estudio, pacientes claustrofóbicos, pacientes pediátricos.
  • Módulo 4. Protocolos.
  • Módulo 5. Procesamiento avanzado.
TÓRAX, ABDOMEN Y PELVIS POR RESONANCIA MAGNÉTICA.
  • Módulo 1. Anatomía radiológica seccional (Tórax, Abdomen y Pélvis).
  • Módulo 2. Resonancia magnética del Tórax, Abdomen (Gastroenterología y Urología) y Hueco Pélvico (Ginecología).
  • Módulo 3. Preparación y cuidados del paciente, contraindicaciones del estudio, durante la gestación, preparación de la sala e instalaciones de RM, preparación para el estudio de RM, realización del estudio, pacientes claustrofóbicos, pacientes pediátricos.
  • Módulo 4. Protocolos.
  • Módulo 5. Procesamiento avanzado.
SISTEMA MÚSCULO-ESQUELÉTICO POR RESONANCIA MAGNÉTICA.
  • Módulo 1. Anatomía Radiológica Seccional (por articulación).
  • Módulo 2. Resonancia Magnética del Sistema Músculo-Esquelético.
  • Módulo 3. Imagen de la Columna Vertebral.
  • Módulo 4. Preparación y cuidados del paciente, contraindicaciones del estudio, durante la gestación, preparación de la sala e instalaciones de RM, preparación para el estudio de RM, realización del estudio, pacientes claustrofóbicos, pacientes pediátricos.
  • Módulo 5. Protocolos.
  • Módulo 6. Procesamiento avanzado.

Para gestionar una solicitud y programar su evaluación inicial favor de contactarnos a través del correo 

contacto@verkenlab.com

SÍNDROME DEL TÚNEL DEL TARSO

La neurofibromatosis (NF) es una patología de trastorno genético que afecta el cerebro, médula espinal y el sistema nervioso periférico, formando tumores que suelen ser benignos.

En el año de 1962, Charles Keck describió este síndrome en forma detallada, presentando casos clínicos y otorgando el nombre de “síndrome del túnel del tarso”. Dicho autor llegó a la conclusión que esta condición fue sub diagnosticada por mucho tiempo y con frecuencia mal diagnosticada como fascitis plantar. 

El síndrome del túnel tarsal suele ser unilateral, los síntomas más comunes son dolor en el maléolo medial irradiado a planta y talón; así como parestesias y disestesias en el territorio del nervio tibial posterior.

El hallazgo principal en el examen físico es el signo de Tinel, (parestesias distales producidas por la percusión sobre la porción afectada del nervio).

La electromiografía y los estudios de conducción nerviosa son útiles para confirmar el diagnóstico.

Debido a que el túnel tarsal es un espacio reducido, el nervio puede sufrir presión por causas tanto externas como internas

Etiología:

  • Idiopático (40-50% casos)
  • Quistes ganglionares
  • Deformidad ósea después de fracturas de calcáneo
  • Insuficiencia venosa
  • Tenosinovitis de los tendones flexores
  • Tumores
  • Hipertrofia sinovial
  • Deformidades del pie
  • Fibrosis postraumática
  • Os trigonum

Para llegar a un adecuado diagnóstico por resonancia magnética, debemos considerar las etiologias previamente descritas.

La resonancia magnética ofrece una excelente visualización del túnel del tarso y las estructuras dentro de ella, así mismo desempeña un papel valioso para diferenciar condiciones patológicas que pudieran causar este síndrome; también es de gran ayuda para el médico tratante al cual lo orienta para decidir sobre un tratamiento oportuno.

En este caso tenemos a un paciente masculino de 34 años de edad, el cual se presenta a Verken Lab con diagnóstico de envío de probable tendinitis aquilea, sus síntomas principales son dolor retro-maleolar hacia la región medial, se realiza como complemento un USG del tendón de Aquiles con Elastografía observando su morfología y rigidez nórmales.

En las imágenes por resonancia magnética existe importante dilatación y tortuosidad de las venas tibiales posteriores.

 

Créditos: Médico Radiólogo Esteban Martínez Pérez fellow del diplomado alta especialidad en músculo esquelético Verken Lab.

UTILIDAD DE LA RESONANCIA MAGNÉTICA EN NEUROFIBROMATOSIS TIPO1: ENFERMEDAD DE VON RECKLINGHAUSEN

La neurofibromatosis (NF) es una patología de trastorno genético que afecta el cerebro, médula espinal y el sistema nervioso periférico, formando tumores que suelen ser benignos.

La neurofibromatosis (NF) es una patología de trastorno genético que afecta el cerebro, médula espinal y el sistema nervioso periférico, formando tumores que suelen ser benignos.

Caso clínico

 Paciente masculino de 43 años de edad presenta dolor en la columna cervical y lumbar que se irradia a los miembros superiores e inferiores; en la exploración física presentó manchas de color café con leche en el brazo izquierdo, pierna derecha, abdomen y espalda,  así como acortamiento pélvico por deformidad ósea en extremidad inferior derecha.

Estudios realizados

Se realiza resonancia magnética de craneo y columna completa, observando múltiples tumoraciones en varias raíces nerviosas de la región cervical y lumbar; así como alteración de la arquitectura ósea en la columna cervical y dorsal, no se encontraron neurofibromas en el cerebro.

Diagnóstico

De acuerdo a los criterios clínicos y por imagen se diagnosticó Neurofibromatosis tipo 1 (Enfermedad de Von Recklinghausen).

Para confirmar el diagnostico de neurofibromatosis tipo 1 se debe cumplir el 70% de los siguientes criterios:

  1. Seis o más manchas café con leche en el cuerpo como mínimo.
  2. Dos o más neurofibromas plexiformes por imagen.
  3. Pecas en las axilas y/o ingles.
  4. Gliomas de vías ópticas.
  5. Dos o más nódulos de lish (harmatomas benignos del iris).
  6. Una o más lesiones óseas.
  7. Un familiar directo con NF tipo 1.

Conclusión

Para poder caracterizar el tipo de neurofibromatosis es importante realizar una buena historia clínica, apoyándose con exploración física, laboratorio (cariotipos) y Resonancia Magnética.

Bibliografia:
Kevin R. Morre, MD Neurofibromatosis tipo 1, Jeffrey S.Ross, MD Neurofibromatosis tipo 2, diagnostico por imagen columna segunda edición
Dr. Ignacio Pascual-Castroviejo, Asociación española de Neurofibromatosis, editada: fundación ONCE.
T.R. NOE ANTONIO GUZMAN AMBROSIO
CEDULA PROFESIONAL: 08771518

 

Fig.1. Sag T2 fse, columna lumbar muestra neurofibroma en el canal medular comprometiendo raíces nerviosas.

Fig.2. Cor T1 con gadolinio muestra el mismo neurofibroma de la fig 1 con zonas de relace y en forma de reloj de arena.

Fig.3. Sag T2 fse columna cervical  muestra neurofibroma que modifica la arquitectura de la columna cervical.

Fig.4. Sag T2 fse columna dorsal donde observamos un neurofibroma más grande que el de la fig 3.

Fig.5. Sag T2 fse columna cervical  muestra neurofibroma intramedular.

UROTOMOGRAFÍA

La urotomografía es una técnica diagnóstica para visualizar riñones, uréteres y vejiga, mediante cortes finos con la administración de contraste iodado. Permite la evaluación anatómica y funcional del tracto urinario y el tiempo de adquisición de las imágenes es corto.

¿QUÉ ES LA URO-TC?

La urotomografía (URO-TC), es una técnica diagnóstica para visualizar riñones, uréteres y vejiga, mediante cortes finos con la administración de contraste iodado. La URO-TC permite realizar estudios y obtener imágenes con alta resolución espacial y temporal; esto sumado a las reconstrucciones tridimensionales (3D) y multiplanares de gran calidad, ha hecho que la URO-TC sea el estudio de elección en el diagnóstico de patología del tracto urinario, reemplazando a la urografía excretora.

¿EN QUÉ CASOS ESTÁ INDICADO LA URO-TC?

Las indicaciones para la URO-TC son la evaluación de masas (tumores, quistes, etc), traumas renales y de vías excretoras, litiasis, pielonefritis, detección e identificación de anomalías congénitas; además de las evaluaciones preoperatoria de la nefrolitotomía percutánea y la postoperatoria de las vías urinarias de las cistotomías.

¿QUÉ VENTAJAS TIENE LA URO-TC?

Permite la evaluación anatómica y funcional del tracto urinario y el tiempo de adquisición de las imágenes es corto.

Es un estudio confiable y permite reconstrucciones con excelente resolución espacial.

  • Tiene mayor resolución de contraste que la urografía excretora.
  • URO-TC permite ver paredes del tracto urinario y masas extrínsecas.
  • Permite valorar causas extraurinarias de los síntomas.
  • La complexión física y gas abdominal son menos determinantes en la visualización del tracto urinario que en la urografía excretora.
  • URO-TC es más sensible (89-100%) y más específica que la urografía excretora.
  • Detección de lesiones de urotelio.

 

¿CÓMO DEBO PREPARAME?

  • Debe vestirse con prendas cómodas y sueltas para el examen.
  • Es posible que tenga que ponerse una bata durante el procedimiento.
  • Los objetos de metal como joyas o ropa interior con pequeños metales pueden afectar las imágenes de TAC.
  • Se le pedirá que no ingiera alimentos o bebidas 8 horas antes del estudio solo en caso de que se utilice material de contraste en el examen.
  • Usted debe informarle a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando y si tiene alergia conocida a los materiales de contraste, su médico quizás prescriba medicaciones (por lo general un esteroide), para reducir el riesgo de una reacción alérgica.
  • Informe a su médico sobre cualquier enfermedad o dolencia que haya sufrido recientemente o si tiene antecedentes de enfermedades cardíacas, asma, diabetes, enfermedades renales o problemas de la tiroides. Cualquiera de estas dolencias puede aumentar el riesgo de un efecto adverso.
  • Las mujeres siempre deben informar a su médico y al tecnólogo de TAC si existe la posibilidad de que pudieran estar embarazadas.

¿CÓMO SE LLEVA A CABO EL PROCEDIMIENTO?

El técnico radiólogo comienza colocando al paciente en la mesa de examen de URO-TC, generalmente boca arriba. Es posible que se utilicen correas y cojines para ayudar en que se mantenga una posición correcta y para ayudar a que permanezca inmóvil durante el examen, el estudio tiene una duración aproximada de 25 minutos.

Es posible que se necesite sedar a los niños que no pueden quedarse quietos. Los movimientos causarán borrosidad en las imágenes y degradarán la calidad del examen en la misma forma en la que afecta a las fotografías.

Si se utiliza material de contraste, será inyectado por un inyector mediante vía intravenosa (IV).

A continuación, la mesa se moverá rápidamente a través del dispositivo de exploración para determinar la posición inicial correcta para las exploraciones. Luego, la mesa se moverá lentamente a través de la máquina mientras se realiza la exploración; dependiendo del tipo de exploración por URO-TC, la máquina podría hacer varias pasadas.

Es posible que le soliciten al paciente que contenga la respiración durante la exploración, cualquier movimiento incluyendo la respiración y los movimientos del cuerpo, pueden causar artefactos en las imágenes. Esta pérdida de calidad en la imagen se asemeja al efecto borroso en una fotografía tomada de un objeto en movimiento.

Cuando se haya terminado el examen, se le pedirá al paciente que espere hasta que el tecnólogo verifique que las imágenes cuentan con la calidad suficiente para una interpretación precisa.

¿QUÉ EXPERIMENTARÉ DURANTE Y DESPUÉS DE LA URO-TC?

Con la TC de detector múltiple se reduce el tiempo que el paciente tiene que permanecer inmóvil.

A pesar de que la exploración en sí misma no causa dolor, el tener que colocar un acceso endovenoso podría resultar incómodo, ya que se utiliza material de contraste intravenoso y sentirá un pinchazo cuando se inserta la aguja en la vena; podría sentir calor o enrojecimiento mientras se inyecta el medio de contraste, también podría tener un sabor metálico en la boca, estos efectos serán momentáneos. Al término del estudio, el tecnólogo le quitará la línea intravenosa usada para inyectarle el material de contraste, se cubrirá con una venda el pequeño agujero que dejó la aguja. Usted puede retomar sus actividades habituales, solo se recomienda tomar abundante agua al final del estudio.

Cuando ingrese en el dispositivo de exploración por TAC, podría ver haces de luces especiales proyectados sobre su cuerpo. Estos haces son utilizados para asegurar que esté en la posición adecuada, con los modernos dispositivos de exploración por TAC, podría oír zumbidos, cliqueos y chasquidos; esto ocurre porque cuando las partes internas del dispositivo de exploración por TAC giran a su alrededor durante el proceso de obtención de imágenes.

Si tiene dificultades para permanecer inmóvil, está muy nervioso, ansioso o tiene dolores, es posible que el examen por TAC le resulte estresante. El tecnólogo, bajo la dirección de un médico anestesiólogo, podría ofrecerle un medicamento para ayudarlo a tolerar el examen por TAC.

Durante la exploración por TAC usted se encontrará a solas en la sala de examen, a menos que existan circunstancias especiales (paciente pediátrico), por ejemplo, algunas veces un padre cubierto con un delantal de plomo, podría permanecer en la sala con su hijo; sin embargo, el técnico radiólogo siempre podrá verlo, oírlo y hablarle en todo momento a través de un sistema incorporado de intercom.

Elaboró: Fabiola Olea Ortiz y Jonathan Tomas Miguel Loreto.

¿QUÉ ES LA APENDAGITIS?

Consiste en un proceso inflamatorio que afecta a los apéndices epiploicos, los factores de riesgo de apendagitis aguda son obesidad, hernia abdominal, pérdida de peso rápida, transgresiones dietéticas.

Consiste en un proceso inflamatorio que afecta a los apéndices epiploicos, los cuales son formaciones de grasa pediculadas y móviles de 0,5 a 5cm de longitud, rodeadas de peritoneo visceral y ancladas a 2 cintas longitudinales que discurren desde el ciego, hasta el sigmoides (50-150 apéndices en total, más abundantes y mayores en colon izquierdo). Tienen una vascularización terminal (1-2 arteriolas y una vénula) y la función de éstos no ha sido definida.

Predomina en varones entre los 40-50 años; pero puede aparecer en cualquier edad.

Es causado por torsión del pedículo a lo largo de su eje longitudinal o trombosis espontánea primaria o secundaria a procesos inflamatorios de órganos adyacentes (diverticulitis, apendicitis, etc.). Ambos conllevarían una disfunción circulatoria intra apendicular con infarto, necrosis grasa y en último término fibrosis o calcificación.

Los factores de riesgo de apendagitis aguda son: obesidad, hernia abdominal, pérdida de peso rápida, transgresiones dietéticas.

Los síntomas son: dolor abdominal brusco e intenso, de menos de una semana de evolución, bien localizado, no irradiado y que puede asociar defensa abdominal. Es excepcional la presencia de fiebre, náuseas-vómitos o alteraciones del hábito deposicional.

La TC de abdomen es una herramienta que ayuda en el diagnóstico del dolor abdominal agudo de urgencias, es la prueba más sensible y específica ofreciendo hallazgos patognomónicos.

El tratamiento es de forma conservadora, con analgesia convencional intravenosa, reposo y dieta blanda con resolución del cuadro en días.

Elaboró: Fabiola Olea Ortiz y Jonathan Tomas Miguel Loreto.

 

Inicia diplomado de “RESONANCIA MAGNÉTICA” para técnicos radiólogos

Verken Lab da la bienvenida a la primera generación de técnicos radiólogos para cursar el diplomado de alta especialidad en Resonancia Magnética.

Verken Lab da la bienvenida a la primera generación de técnicos radiólogos para cursar el diplomado de alta especialidad en resonancia magnética. Con mucho orgullo dimos el banderazo de forma oficial, iniciando con la primera clase del módulo de Principios Físicos en RM.

 

Técnicos radiólogos de la primera generación del diplomado de alta especialidad en resonancia magnética

Lizbeth Monserrat Morales Guzmán, Ingrid Angélica Vázquez Martínez, Carlos Manuel Rugerio Brambila y Daniela Luna Salinas.

20 de enero de 2020
Por: Noé Antonio Guzmán Ambrosio.
Profesor titular del Diplomado.

SÍNDROME DE EAGLE: calcificación sintomática del ligamento estilohioideo

El síndrome de Eagle se caracteriza por dolor en la región de cabeza y cuello, dolor faringeo persistente y dificultad a la deglución que generalmente es confundido por disfunción en la articulación tempormandibular.

El síndrome de Eagle se caracteriza por dolor en la región de cabeza y cuello, esto debido a una elongación anormal de la apófisis estiloides y/o calcificación del ligamento estilohioideo; también asociado a limitación de los movimientos cervicales, dolor faringeo persistente y dificultad a la deglución que generalmente es confundido por disfunción en la articulación tempormandibular.

 

La apófisis estiloides es una prominencia ósea con forma cilíndrica que se sitúa anteromedial a la apófisis mastoides, se encuentra unida al hueso hioides por el ligamento estilohioideo. En condiciones normales, la apófisis estiloides no supera los 2.5 cm de longitud, cuando mide más de 3 cm puede considerarse anormal, hecho que ocurre en un 4% al 28% de la población; pero únicamente del 4 al 10% de estos casos se acompañan de sintomatología y tan sólo el 4% de la población posee un ligamento estilohioideo calcificado. Generalmente, esta calcificación es bilateral, pero puede ocurrir de forma unilateral.

Caso clínico:

Paciente masculino de 73 años de edad, sin antecedentes médicos de interés, refiere cervicalgia de varios años de evolución, así como dificultad para la deglución.

Se le realizó una tomografía computada de la columna cervical, encontrando como hallazgo alargamiento de las apófisis estiloides asociadas a osificación completa de los ligamentos estilohiodeos, con una longitud de 4.9 cm en el derecho y 4.8 cm en el izquierdo.

Diagnóstico

Síndrome de Eagle.

Conclusión:

Es importante conocer la forma sintomática de la mineralización del ligamento estilohioideo o la elongación de la apófisis estiloides. El diagnóstico se basa fundamentalmente en la clínica y los estudios radiográficos; en la exploración física se puede palpar la estiloides dentro de la fosa tonsilar desencadenando dolor intenso. La radiología simple de la columna cervical muestra el alargamiento de la estiloides, se confirma con tomografía computarizada al observar una estiloides que en condiciones normales mide hasta 2.5 cm y alcanza en estos casos una longitud superior a los 3 cm.

Figura 1. TC en plano coronal y sagital que muestra un agrandamiento de ambas apófisis estiloides, con osificación de los ligamentos estilohiodeos.

Figura 2. TC con reconstrucción 3D que muestra un agrandamiento de ambas apófisis estiloides, midiendo la derecha 4.9 cm y la izquierda 4.8 cm.

Por: Dra. Angélica Huesca López / Dr. Jorge Rojas González
Referencias:
Sirera Matilla, et. al. Calcificación sintomática del ligamento estilohioideo: Síndrome de Eagle y estilalgia de Aubin. Seram 2014/S-0205.
Gelabert-González, A. García -Allut. Síndrome de Eagle. Una causa poco frecuente de cervicalgia. Neurocirugía vol. 19 no.3 junio 2008.